domingo, 5 de mayo de 2013

Puerco espin con una sandía

 
Este puerco espín hecho de una sandía, es otra manera de pasar tiempo en la cocina junto con los chicos. Se puede realizar antes de la comida y dejarse para el postre, o a media tarde, cuando los pequeños están más inquietos. Aparte de que es una idea muy buena para que los niños consuman fruta, hacerlo puede resultar muy divertido,  y ellos pueden participar en casi todos los pasos (excepto, claro cuando se corta la pieza de sandía). Solo necesitaremos de una sandía, palillos o mondadientes y ojos movibles, que pueden ser fácilmente sustituidos por uvas, pasas o simplemente dibujándolos directamente  sobre la cascara con un marcador.
 
Paso 1.- Con un cuchillo de buen filo, cortar la sandía como se indica en la foto.
 
 
Paso 2.- Con el cuchillo hacer cortes a manera de cuadricula y luego retirar la fruta
con la ayuda de una cuchara.


Paso 3.- Retirar toda la pulpa de la sandía del mismo modo
 

Paso 4.- Colocar los palillos o mondadientes en los cubitos de sandía
y colocar en el interior de la fruta.

 
Paso 5.- De la misma cascara sobrante, cortar las orejas y el hocico, colocando
palillos en la base para clavarlos al cuerpo de sandía.
 
 
Paso 6.- También de la misma cascara cortar las cuatro patas y colocarlas en la base sin clavar.
 
 
Por último pegar los ojos con silicón caliente o clavarlos en el caso de que sean de fruta, y listo!!!
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada